Imprimir esta página
Sábado, 18 Mayo 2013 20:39

Amparo & Nora

1

NORA en la perrera

Mi historia con Nora empezó en el mismo momento que una tarde fuimos al veterinario a recoger castrados como tantos viernes y nada mas entrar escuché a un perro llorar. Le pregunte a Juan, el veterinario, y nos dijo que era una perrita que ya había sido diagnosticada, para llevárnosla a la perrera, que venia atropellada y que no movía las patitas de atrás, pero que se recuperaría.

 

2

En el mismo momento que la cogí en brazos y la miré a los ojos me enamoré de ella, simplemente conectamos. Fui casi cada día a verla, a cambiarle el pañal, a acariciarla. No se qué me pasó con ella, pero cada vez que me iba y la dejaba allí sentía que al mirarme a los ojos me gritaba que no la dejara. Y fueron pasando los días y con su problema de cadera sabíamos que tendría bastante difícil que la adoptaran, entonces decidí llevármela en acogida, para que se recuperara y cogiera musculatura en la cadera y para que aprendiera a convivir con personas para facilitarle la adopción.

 

3

 

 

 

 

Tenía miedo de que no se llevara bien con mi Negri (otra perrita adoptada de la perrera) ya que es la mimada de casa y la que manda, pero en una semana ya dormían juntas. Fue genial ver como desde el primer día supo adaptarse a mis gatos y a sus nuevas hermanas (también tengo otra perrita adoptada de la calle).

 

Al principio, le costaba un poco subir las escaleras de casa o subirse al sofá, pero a fuerza de corretear con sus hermanas fortaleció su cadera y no veas como corre ahora, se vuelve loca jugando con Negri.

 

 4

NEGRI, NELA y NORA en casa

Me di cuenta de que jamás podría separarme de ella, de su amor incondicional, de sus besos, de su cara de alegría cuando me ve entrar en casa, de no separarse de mi en cuanto me ve, ni cuando me voy a la ducha, de como me mira con todo el agradecimiento del mundo. Cómo separarme de ella? Ya no podía, se había metido en mi corazón, y quién entra ahí ya no sale. No estoy dispuesta a renunciar a todo el amor que me da a mí y a sus hermanas perrunas y hermanos gatunos.

5

Visto 2776 veces